Argumento:

¿Qué lleva a una mujer joven y apasionada a transformarse en un témpano? Tras la muerte de Octavio Pueyrredón, dueño de una prestigiosa editorial, su esposa Nina queda a cargo de la empresa contraponiéndose a los deseos y las ambiciones del resto de los accionistas, que la tildan de oportunista. En su afán de ser digna de las responsabilidades que le legaron, logra ganarse el respeto de sus colegas, pero también el odio y la envidia de sus socios.

Para Nina, ser la directora editorial perfecta la libera de su vida personal. No desea un hombre en su cama, y ha desechado el amor para siempre. Sin embargo, sus días dan un giro inesperado cuando en su camino se cruza Darío Hernández, un periodista que se empeña en demostrarle que está equivocada.

¿Podrá Nina resistirse a la pasión? ¿Podrá Darío negarse al amor? ¿Qué ocurrirá cuando la seducción y la ternura se lo lleven todo por delante?

Mi opinión personal:

Una nueva novela de María Border, de la mano de Penguin Random House. Después de Siete motivos para no quererte, que ya había reseñado antes en el blog, María nos vuelve a sorprender con una novela romántica contemporánea intensa y con ribetes casi eróticos.

Las novelas de María Border me gustan y disfruto mucho de la lectura porque son esas novelas cotidianas y románticas a las que estoy acostumbradas desde que empecé a leer el género. Mujeres profesionales, fuertes, seguras que tienen que enfrentarse al mundo y a todas las barreras que éste le pone trabas y hombres de carácter y personalidad, apuestos y sensuales que, si bien no llegan para salvar a la protagonista, siempre están ahí, a mano y son la contención que ella necesita para encontrar ese final feliz que parece esquivo siempre hasta los últimos capítulos.

En esta novela, Nina es una prestigiosa editora que siempre hizo lo que debía, se ocupó hasta de cosas que no le correspondían, incluso dejando de lado su vida personal. Una mujer que relegó sus deseos, su ansia por vivir, para quedarse al lado de un hombre que necesitaba de su ayuda profesional para levantar la empresa de su familia. Con un pasado oscuro y un secreto que puede llegar a hundirla y hacerla perder todo lo conseguido, Nina se arriesga a una nueva oportunidad, cuando Daría Hernández, el utópico, se acerca y con apenas verla puede entrever que se trata de una mujer que necesita ser protegida.

Para él, un hombre por completo práctico que descree del amor y que sólo sabe llevar la vida dedicada al trabajo y al placer con las mujeres que acceden a complacerlo sin ningún tipo de compromiso, Nina es la mujer que rompe con las utopías en que vivió inmerso tantos años.

Es una novela romántica, muy linda y emotiva, ideal para pasar unos buenos días, muy entretenida. María Border de a poco se va consolidando en el mercado de la novela romántica argentina como una de las voces más fuertes.

Link de la reseña

Posted in reseñas.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *