¿Qué lleva a una mujer joven y apasionada a transformarse en un témpano? Tras la muerte de Octavio Pueyrredón, dueño de una prestigiosa editorial, su esposa Nina queda a cargo de la empresa contraponiéndose a los deseos y las ambiciones del resto de los accionistas, que la tildan de oportunista. En su afán de ser digna de las responsabilidades que le legaron, logra ganarse el respeto de sus colegas, pero también el odio y la envidia de sus socios.
Para Nina, ser la directora editorial perfecta la libera de su vida personal. No desea un hombre en su cama, y ha desechado el amor para siempre. Sin embargo, sus días dan un giro inesperado cuando en su camino se cruza Darío Hernández, un periodista que se empeña en demostrarle que está equivocada.
¿Podrá Nina resistirse a la pasión? ¿Podrá Darío negarse al amor? ¿Qué ocurrirá cuando la seducción y la ternura se lo lleven todo por delante

Leer a María Border es disfrutar de un buen libro. Este llegó, en un momento perfecto. Te devuelve la esperanza.
Fiel a su estilo, María nos regala una historia de amor, que mezcla en la piel del lector.
Nina es una mujer sobreviviente. El “supuesto amor “, le mostró un rostro cruel.Se cierra a creer y a sentirlo nuevamente.
Octavio Pueyrredón , se encarga de presentarle la estabilidad emocional, de enseñarle a explotar sus dotes para el trabajo editorial.
Formar una familia, dirigir una empresa. Sólo es una suave calma en la tempestad que deberá vivir con la muerte de su marido y mentor.
Nina es una mujer que está sola para todo. Siempre con una actitud conciliadora para la familia política , que trama quitarle la dirección de los negocios.
Darío Hernández, es un periodista exitoso, quien prefiere disfrutar la vida con cuanta mujer pueda. Un temerario, un hijo único con dos padres muy especiales.
Toda mujer que conoce a Darío, cae rendida a sus pies. Ninguna se le resiste. Hasta que llega Nina.
Una mujer que lo enfrenta sin miedo. Una mujer que encierra un misterio, que trasciende su curiosidad cómo periodista, que atrapa al hombre solitario.
El pasado, del que ambos huyen y evaden los alcanza, pero esta vez están juntos para superarlo. Para disfrutar de algo mas que una historia pasajera de cuerpos que se entregan.
Una historia que lejos de los clásicos argumentos, nos permite explorar personalidades complejas. Traumas e historias familiares que condicionan. María Border , nos recuerda que el amor salva. Y lo demuestra con creces.
La lucha de un hombre por una mujer , a la que quiere proteger y cuidar. El enfrentamiento de una mujer por salir de la coraza que le impuso el miedo al amor.
María motiva, incentiva, cautiva. Te hace llorar. ¿Quién no fue Darío? ¿Quién , no sufrió desengaños y traumas cómo Nina?. ¿Quién no merece una segunda oportunidad en el amor?.
Un hombre totalmente imperfecto, pero valiente. Una mujer sin esperanzas , que acepta su equivocación. Siempre se puede amar. A pesar de todo.
Un libro que despliega sensualidad, romance, y amor del bueno. En mi memoria de lectora está guardada cómo un canto de esperanza. Hay amor, hace falta el coraje de vivirlo.
Buenas lecturas.
Fiona

Muchas gracias a María y a Vero Barrueco por hacerme llegar el libro. Las dos son lo más!

Link de la reseña

Posted in reseñas.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *