Esta novela nos cuenta la historia de Nina, que por unos motivos muy particulares decidió no tener una vida amorosa y dedicarse de lleno a su hijo y su trabajo, hasta que aparece Darío, que es un “gigolo” y obviamente se queda encaprichado con Nina, sobretodo cuando ella se niega a sucumbir a sus encantos.
Aparte de la trama romántica, tenemos un poco mas de acción y unos toques mínimos de policiales, pero para esto si tendrían que leer lo que para mi es la novela precursora de Esta, Susurros en Blues, de la cual deriva la trama policial, aunque es mínima, pero toca por momentos el pasado de Nina, en el libro se explica todo, por lo cual no es necesario que lean Susurros en Blues, pero si pueden leerlo se van a encontrar con muchos personajes que vuelven a aparecer en Aunque me resista y pueden conocer a un Darío previo a Nina.

Creo que con cada novela nueva María Border va mejorando y si bien en las primeras a veces había cosas que no me cerraban mucho, esta novela me pareció perfecta.

Seguramente ya se cansaron de leerme diciendo que me encantan las novelas de María, así que saben que se las voy a recomendar y que me encantó.

Es una lastima que no estén editadas sus novelas anteriores por alguna grande editorial, si se pueden conseguir sus libros, supongo que serán auto editados, por Armazón o Bookdepository.

Link de la reseña

Posted in reseñas.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *