¿Es editar un libro en papel la única forma de convertirse en autor? Por supuesto que no, y María Border lo tiene bien en claro. La escritora argentina, que publicó reciéntemente "Aunque me resista" y tiene una larga trayectoria de historias románticas en su haber, bien lo sabe. Su carrera comenzó publicando relatos en la plataforma Amazon, y de a poco sus conocidos se fueron multiplicando anónimamente convirtiéndola en una autora reconocida. Así, y en sentido inverso a la mayoría de los escritores, sus publicaciones saltaron luego de la pantalla y el mundo virtual a la tradición literaria, llevando su boom de la novela romántica a los estantes de las librerías.

Ella dice que los inicios se dieron así un poco por azar, y otro poco para darle el gusto a amigas e hijas que querían leerla fuera de las paredes de su casa, y sin quererlo ese universo que parece tan impersonal y global la convirtió en escritora.

Hablando sobre las distintas formas que tienen las letras y sus creadores en expresarse, y en especial sobre su última novela editada, "Aunque me resista", María Border habló con Babilonia y aquí te presentamos la charla.

 

- Tu presencia como escritora en el mundo virtual es más que importante, ¿cómo fue decidir comenzar el camino como autora desde esta plataforma, cuando la mayoría lo hace desde el papel? ¿Cuáles fueron los desafíos que surgieron en este sentido?

 

-Comencé a publicar en la plataforma de Amazon para dejar de escuchar a mi amiga y a una de mis hijas que les gustaba leer mis historias y querían que me lanzara al ruedo. En verdad, en ese momento, no creí que me leyera más que un pequeño grupito. De a poco se fueron sumando lectores y casi sin darme cuenta comenzó a interesarse gente que yo no conocía. El desafío siempre fue, y sigue siendo, entretener al otro y ofrecer un grato momento que le permita distenderse.

 

- Aún así, y como efecto inverso, tus narraciones comenzaron luego a transformarse en tendencia también en ediciones papel, ¿cuál es el beneficio de haber estado primero en el mundo virtual?

 

-El mundo virtual abre las puertas de cada rincón del planeta y logra que te sorprendas de que, de pronto, te lean en Alemania, India, USA, Francia. La edición en papel no llega a tantos sitios, la virtual está al alcance de un click para quien quiera y pueda acceder. Comenzar a publicar mis novelas en esa plataforma me permitió romper con los límites que lógicamente tienen las editoriales para con alguien que, como yo, no era conocida. Hoy, siendo publicada por Random, tengo el placer de que me conozca el lector de librería que no ingresa en las plataformas, y también el que me pueda leer quien ya me conocía como novelista.

 

- Es impresionante cómo tus lectoras comparten y multiplican tus creaciones en la web, ¿cómo analizás este fenómeno de los booktubers y la posibilidad de que los lectores le hayan sacado un poco lugar a los críticos especializados?

 

-Los lectores son maravillosos, sus recomendaciones son las que hacen que se conozca al autor (ya sea autopublicado o de editorial). Las redes son como las antiguas reuniones de lectura pero con un alcance infinito. Lamentablemente todavía no aprendí a seguir a los booktubers, tal vez tenga que ver conque soy de otra generación y me cuesta seguirles el ritmo. Pero cualquier red, sistema o grupo que tenga un interés común y comparta sus experiencias literarias me parece admirable y digno de respeto. Creo que existe espacio tanto para el crítico como para el lector que simplemente desea compartir sus preferencias; ambos son referentes y cada uno es especialista en su espacio.

 

- Tu trayectoria y ediciones te enmarcan en el género de novela romántica, de todas maneras, ¿creés que los rótulos ponen límites? ¿o todo lo contrario?

 

-Comprendo que se rotule, el lector tiene derecho a saber qué género le propone cada libro. Escribo literatura romántica porque se corresponde con las historias que deseo contar. Eso no quiere decir que en el futuro se me ocurra contar desde otro lugar; será la editora quien decida si lo hago correctamente y me ofrezca, o no, un lugarcito en otro género. De cualquier manera, si se recorren mis títulos, he escrito novela denominada de Regencia, Chick-Lit, comedia romántica, románticas y ahora parece que lo que vengo publicando es erótico romántico.

 

- El amor cruza el eje de todas tus historias, un sentimiento universal y eterno como ese, ¿cómo lo reinventás a la hora de iniciar una nueva novela?

-El amor es universal, pero cada pareja lo vive y siente a su manera. Hay tantas formas de amar como amantes existen en el mundo. De manera que todavía quedan millones de amores para recrear.

 

- En tu última novela "Aunque me resista", la protagonista es una mujer moderna y trabajadora, que oculta sus debilidades con una personalidad fría y controladora, ¿creés que esta postura femenina es algo común hoy en día con tanta exigencia ante un mundo que sigue siendo tan machista como antes?

-Comparto la idea de que el mundo continúa siendo machista. Creo que nosotras no hemos encontrado la manera de revertir esa postura dentro de las sociedades. El caso de Nina es particular, ella sostiene esa pose por el enfrentamiento con sus parientes políticos, no porque la sociedad en particular la obligue. Y Darío, justamente, no es el típico protagonista machista que podría justificar un enfrentamiento de esa índole.

 

- ¿Qué es lo que más te gusta de Nina Pueyrredón? ¿y de Darío Hernández?

-De Nina me gusta que es una mujer que sabe entregarse, ya sea como amiga, madre, amante (cuando logra romper sus traumas). Es luchadora, reconoce su capacidad profesional y eso impide que sus pares o los desafíos la intimiden. De Darío me gusta su sensibilidad, su capacidad de leer entrelíneas; es un amigo leal, se entrega a los demás sin victimizarse y le pone el pecho a las ca

usas que considera válidas. No es egoísta, es claro y reconoce sus errores cuando los descubre. Además, es buenmozo, cariñoso, gracioso y se llevó mi corazón desde la primera letra en la que lo conocí.

 

- La literatura y el periodismo son protagonistas en segundo plano de esta historia, ¿hubo alguna razón en especial en esa elección?

-El personaje de Darío viene de una novela que publiqué en 2014, “Susurros de blues”. Allí necesitaba de un periodista comprometido en investigaciones serias que ayudara a Elizabeth (el personaje femenino de esa novela) en sus propósitos. Estuve a punto de que él se quedara con Ely, hasta que comprendí que ella no era la mujer ideal para él y lo rescaté para darle su propia historia que acaba de publicarse como “Aunque me resista”. Para un hombre con las características intelectuales de él necesité encontrar al personaje femenino que pudiera enamorarlo; llegué a la conclusión que debía ser una mujer que pudiera seguirle el ritmo a nivel intelectual y que hiciera surgir el alma de caballero andante y romántico que estaba escondida dentro de Darío.

 

- Las librerías abundan de material de todos los géneros, sin embargo la novela romántica sigue siendo lo más vendido, ¿se acabará alguna vez esa tendencia? ¿por qué a la gente le gusta leer tanto de amor?

 

-No sé cuánto perduran en el tiempo las tendencias. Hoy por hoy hay mucha gente leyendo literatura romántica; yo soy uno más de esos lectores aunque también leo otros géneros. No puedo generalizar, ni tengo un estudio realizado sobre el por qué se lee romántica; desde mí puedo decir que lo hago porque me permite soñar, creer que todas las barreras pueden ser derribadas por el amor entre dos seres. Con la histórico romántica aprendo detalles de otras épocas que desconocía, con la contemporánea viajo con la imaginación hacia sitios que jamás he pisado y, aunque parezca irreal, siento que estoy allí cuando el escritor los describe; y todo eso me sucede mientras estoy bregando porque él y ella finalmente sean felices. Quiero decir, cierra por todos lados a la hora de relajarme y disfrutar de un tiempo para mí.

Posted in Uncategorized.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *