Ella es la dueña de su arte. Ganadora del premio “Pasión por la Novela Romántica”, tiene publicado en Amazón varios libros. Entre ellos: “El dueño de mi arte”, “Mía. El gato y el ratón”, “En Peakland”, “Como perro y gato. Mía 2”. “Despertando tus sentidos” y “Jane Thompson”
 
Es sensible, espontánea y muy creativa. Tiene en las redes sociales un gran número de seguidoras que día a esperan sus mensajes incentivándolas a vivir un momento de humor, camaradería y por supuesto lectura.  Los invito hoy a conocer a esta talentosísima escritora: María Border.
 
¿Cuál es tu formación?
 
Soy diseñadora de interiores. Nada que ver con las letras, pero a mi favor diré que soy una lectora incansable.
 
¿Cuándo supiste que querías ser escritora?
 
Lo supe cuando mi hija mayor leyó lo primero que escribí y le agradó. La muy exagerada me dijo que escribía tan lindo como su escritora favorita y eso me llenó de esperanza, aunque entendí que lo decía desde el cariño.
 
¿Cómo decidís auto-publicarte?
 
Fue más una locura, impulsada por mi hija y una amiga, que una decisión. Creo que lo hice pensando en darle el gusto a ellas y creyendo que nadie más me leería.
 
¿Te detenés a observar personas o lugares para luego escribir?
 
El observar un atardecer, hasta ahora, no fue el detonante de una novela. En realidad lo que intento elaborar son los personajes y la trama que pretendo contar. No suelo observar a personas en especial o sitios en particular. Al escribir, cada personaje o cada trama, se ubican solos en algún sitio en particular. 
 
¿Qué estilo te gusta escribir?
 
Escribo en un estilo de fácil lectura, intentando reflejar lo más claramente posible la personalidad de los personajes y lo que las situaciones les generan. Mi género preferido es el de romántica y dentro de él el Chick-lit que es donde más cómoda me siento.
 
¿Tenés un personaje preferido en tus novelas?
 
Es imposible que elija un personaje preferido. Por una razón u otra, los quiero y elijo a todos. No niego que el último que escribo suele ser el que me ronronea más, pero tal vez sea porque lo tengo más en mente. 
 
¿Qué te inspira?
 
Me inspira un conflicto, una situación específica, un personaje. Puedo tomar cualquier cosa que implique un desafío. Por ejemplo, “Orgullo y prejuicio - Continuación” (basada en la obra de Austen), la disparó el hecho que la autora me dejó sin saber cómo se comportaba Darcy como marido. “En Peakland”, la escribí, porque buscando datos históricos para O&PC, me encontré con situaciones que vivía la mujer de aquella época, que me desagradaron mucho. Cuando organizaba el cumpleaños de quince de una de mis hijas, imaginé la escena del beso en el cumpleaños de la protagonista de “El dueño de mi arte” y eso originó toda la novela. Específicamente con “Siete motivos para no quererte”, que saldrá publicada por editorial el año próximo, el detonante fue el desafío de que pudiera enamorarme de un personaje que no se acercara a la protagonista por su galantería o dulzura.
 
¿A qué público querés llegar con tus novelas?
 
Podría ser ambiciosa y decir que me gustaría llegar a todo el público lector, pero en mi interior quiero llegar a aquel que necesite un momento de abstracción luego de su rutina, al que quiera convertirse en mi cómplice y oficiar de espía un ratito, en la vida de los personajes. Siempre pretendo dejar al lector con un buen sabor luego de la lectura, tal vez por eso elegí la romántica, e intento que mis personajes suenen reales, que puedan ser el vecino o la amiga de cualquiera de los lectores.
 
¿Cuántas horas dedicás a la escritura?
 
Muchas. Cuando estoy en pleno desarrollo de la obra, me cuesta muchísimo parar. No puedo contabilizarlas.
 
¿Cuál de tus novelas te divirtió más?
 
Me divertí mucho escribiendo la saga de Mía. Tanto Santiago como Franco, me hicieron reír mucho. Sobre todo porque a medida que lo hacía, descubría que conozco muchos señores que portan personalidades parecidas a ellos.
 
¿Cuál te resultó un desafío?
 
Todas fueron un desafío. No quiero eludir la pregunta, pero así es. Cada vez que intento comenzar a contar una historia, siento el desafío y es lo que más me atrapa de escribir. Reconozco también que el personaje de “Susurros” no es del tipo que suelo escribir. Por lo general me agradan los protagonistas peleadores y Mateo es un romántico. Tal vez él sea mi mayor desafío hasta el momento.
 

¿Cuál es tu objetivo como escritora?
 
Mi objetivo es que cuando la obra llega al lector, pueda disfrutarla, que pase un momento agradable, que crea que esos personajes existen y se permita transitar la trama que propongo. Ese es el objetivo que persigo.
 
¿Cómo acompaña tu familia?
 
Mi familia está compuesta por mi marido y mis cuatro hijos. Él es mi pilar, quien siempre me alienta a más y se considera muso inspirador ante sus amigos. Mi hija mayor estudia diseño gráfico y es quien ha realizado la mayoría de las portadas de mis libros autopublicados. Dos de mis otros hijos me han leído (cada uno en las obras aptas para su edad), y el más chiquito (que todavía no lee romántica) me llena de ideas para posibles futuras novelas y ha sido quien me inspiró el Luisito de “Despertando tus sentidos”. Afortunadamente todos me apoyan y acompañan en esta pasión que descubrí no hace tanto. El que no los haga públicos, tiene que ver con el cuidado que intento mantener de su privacia, que un pedido de ellos.
 
En tus blogs o Facebook te auto-definís como “una loca desatada” ¿Creés que eso influyó en el éxito que tenés entre 1700 seguidoras?
 
El que me decidiera a publicar, habla de mi “locura desatada”. No me gusta hablar de éxito, y no es falsa modestia. El grupo donde estamos las 1700, es un rincón de esparcimiento que creamos entre todas. No es un logro personal, es producto de las ganas de pasarlo bien y distendernos un ratito. Ahí somos cómplices, amigas virtuales, compinches, nos contenemos, compartimos las buenas noticias de unas, acompañamos los momentos complicados de otras. Es como tener un espacio por donde podemos pasar, en cualquier momento del día, a relajarnos y seguir con la rutina. Como decimos nosotras, un lugar para perder la chancleta.
 
¿Qué sensación te queda después de cada encuentro con tus lectores?
 
Me encantan esos encuentros, ya sea referido a mis libros o a los de otros autores. Porque compartimos las sensaciones que nos genera leer, que no siempre es la misma y es maravilloso conocer las del otro. Soy muy charlatana y me encanta reunirme para comentar lo que sea que nos atrape.
 
 
¿Qué leés?
 
Actualmente, casi exclusivamente romántica. Me gustan casi todos los géneros, pero al estar inmersa en éste, no me aguanto la intriga por conocer las novelas de las que hablan otras lectoras y como no es lindo quedarse con las ganas, las leo. Reconozco, también, que el género ofrece tanta variedad, que jamás logro ponerme al día a pesar de ser una lectora voraz.
 
¿Nos recomendás un libro?
 
¡Qué responsabilidad! No quisiera recomendar un solo libro. Hay muchos. Creo que hay uno para cada lector. A medida que leo, voy contando en mi muro de Facebook los que me agradan y porqué. 
 
¿Estás escribiendo un nuevo libro? ¿Podés adelantarnos algo?
 
Acabo de terminar de escribir “Susurros”, ahora está durmiendo hasta que lo corrija. En esta novela, pretendo entablar un conflicto distinto. Es un amor que se descubre desde el inicio y agentes externos a la pareja sostendrán la trama que les impide concretarlo. Deberán luchar contra eso si quieren ser felices. Mateo es compositor e intérprete de blues, Elizabeth es psicóloga. Se conocen durante unas vacaciones en Villa Gesell cuando son jovencitos, y ambos deberán crecer para asirse de los argumentos que necesitan para entablar la pelea hacia el objetivo. Es una novela con mucha carga sentimental, no contiene tanto humor como los Mía, aunque siempre intento mechar la narración con una pizca que provoque una sonrisa. Como anécdota graciosa de esta novela puedo contar que, como Mateo es compositor de blues, me vi obligada a componer algún que otro tema y en mi casa se reían de mi espantosa voz cada vez que los cantaba con la intención de que concordaran con la música.
 
Por otro lado, “Siete motivos para no quererte”, verá la luz el año próximo bajo el sello “Plaza & Janés”. Es una novela que me tiene muy entusiasmada, no sólo por ser la primera de mi autoría que publica una editorial tradicional, sino por la historia en sí. El personaje masculino es un hombre embarcado en una venganza, que cuando se encuentra a punto de concretar, su adversario muere y decide mantenerla sobre los herederos. La protagonista femenina, es una fotógrafa ambientalista, que no sabe detectar el engaño en otro ser, hasta que lo conoce a él. Habrá que ver si es posible enamorarse de aquello que se aborrece, o si el amor puede curar todas las heridas.
 
Quiero agradecer en la persona de Estefi Coronel, el que me tuvieran en cuenta para esta entrevista, otorgándome la oportunidad de dar a conocer mi trabajo y la manera en que lo realizo. Saludo por intermedio de ella, a todos los lectores de esta nota.
Posted in Uncategorized.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *